Diálogos: Sorolla & Velázquez

Diálogos es un proyecto expositivo que nace ahora, con vocación de continuidad y que se inicia con Sorolla & Velázquez para revisar la relación establecida con quien se convirtió en su gran maestro y referente artístico.

Bajo la atenta mirada de Menipo, procedente del Museo del Prado, abordamos el descubrimiento y comprensión de la obra velazqueña por parte de Sorolla. Cuando tenía diecinueve años le copia en la pinacoteca madrileña. Aquí se muestran tres de esos trabajos entre ellos el lienzo del filósofo griego. Sorolla necesitará madurar artísticamente para empezar a entender a Velázquez lo que sucederá cuando conozca en París la pintura de otros creadores extranjeros influenciados por el pintor de pintores. Uno de los que más llama su atención es el sueco Anders Zorn porque para Sorolla, Él había resumido lo que nosotros, teniendo en casa a Velázquez y contemplándolo todos los días, no vemos ni entendemos por sobra de prejuicios.

Dialogos_Sorolla

Joaquín Sorolla ya había asimilado la gran lección velazqueña cuando realiza sus obras maestras, como La bata rosa, donde logra pintar magistralmente la atmósfera, que en definitiva era lo que más admiraba de Velázquez, y lo hace con un lenguaje moderno, diferenciado y único que consigue singularizar esas escenas intrascendentes y espontáneas.

El Diálogo entre ambos pintores se desarrolla siguiendo tres ejes temáticos: Realismo, Retratos y Paisaje. En el primer apartado, Sorolla se vincula a la rica tradición naturalista española a la hora de representar la vida cotidiana generando una obra de marcado carácter nacional que enlaza directamente con Velázquez.

menipovelazquez

En Retratos se puede identificar una “filiación velazqueña” en muchos de los retratos y autorretratos del pintor. Finalmente, en Paisajes se podrá constatar que pintar al aire libre era una necesidad y una filosofía vital para Sorolla. Un vídeo en el inicio de la exposición, un ciclo de conferencias con especialistas y talleres para adultos complementan a la muestra.

Museo Sorolla.

Hasta 24 enero de 2010

Te puede interesar

Escribe un comentario