Descubre el mundo de los Hombres del Neandertal y los Mamuts en la Casa de Campo

La prehistoria revive gracias a la impresionante exposición que tiene lugar en el Recinto Ferial de la Casa de Campo, “El hombre de Neandertal y los Mamuts“, donde se recrea la vida en la prehistoria, a base de 23 personajes realizados en 3D, con los que conoceremos la vida cotidiana y las costumbres de los seres humanos que habitaron la Tierra hace 35.000 años.

En total son 1.300 metros cuadrados, donde se nos presentan estas escenas cotidianas en su entorno natural, por lo que podemos conocer de primera mano como eran sus aldeas, como cazaban a mamuts, osos de las cavernas y otros animales, cómo los comían, la estructura familiar y social que poseían cada grupo, e incluso las características que les diferenciaban de las demás subespecies humanas.

Además de mamuts y neandertales, también habrá dinosaurios, en reproducciones a tamaño natural, como el resto de los personajes que componen “El hombre de Neandertal y los Mamuts

El proyecto expositivo es obra de Dirck Claesen, artista plástico belga, autor del proyecto, el cual ha sido capaz de aunar tecnología con pedagogía y de la diversión. Además de disfrutar de la visita, habrá actividades paralelas, como los talleres de pintura , juegos, excavaciones … con sus correspondiente entrega de diplomas.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Rafa dijo

    Como podéis decir q es la mas impresionante exposicion, cuando solo hay 10 dinosaurios mal contados, 4 mamuts y poco mas??? Para el precio que tiene es poco menos q una estafa. Se nota q habéis hecho un copia y pega de la noticia, porque si hubierais pagado por ir, seguro q ya no sería tan impresionante…

  2.   Decepcionante dijo

    Me he sentido estafado y más pensando que esta exposición está avalada, craso error, por estar ubicada en el Recinto Ferial de la Casa de Campo, por estar comentada en diarios de gran tirada y por el Ayuntamiento. No más de 10 minutos en recorrerla, mal olor en las instalaciones, oscuro y con un chiringuito de comida montado en la entrada que más bien parecía una verbena que una exposición. Nuestro tiempo de ocio y 33 euros irrecuperables.

Escribe un comentario