Belenes de Patrimonio Nacional

Patrimonio Nacional, como en años anteriores, ofrece la posibilidad de poder contemplar sus belenes históricos, en el Palacio Real, y este año celebrando su 4º centenario de su creación, el Monasterio de La Encarnación, hará lo propio con su Belén napolitano.

El Belén del Palacio Real, fue comenzado por el rey Felipe V y si hijo Carlos III, con piezas italianas , sobre todo napolitanas, comenzando así una tradición que dura hasta nuestros días. El Belén expuesto, es sobre todo napolitano, con figuras realizadas con el cuerpo de alambre y estopa, la cabeza de barro y los brazos y las piernas de madera, suelen estar vestidas con ricas telas. Hay otras figuras, las menos, de estilo genovés, éstas son articuladas con un sistema de rótulas de madera, y también ataviadas con ricos tejidos.

En sus buenos tiempos contaba con 6.000 piezas,entre las escenas y las piezas de todas clases. Su grupo principal es La Natividad,realizadas al modo napolitano; los Reyes Magos son figuras primordiales junto con el grupo de los Ángeles, que han sido realizadas por renombrados artistas.

Hasta el 15 de enero. Acceso gratuito.

Por su parte el Real Monasterio de la Encarnación,celebra este año su 4º centenario, y por ello exhibe de forma excepcional el belén napolitano proveniente del Monasterio de las Agustinas Recoletas de Salamanca, siendo la primera vez que se expone al público.

El Belén se realizó en 1645, fue un regalo del VI Conde de Monterrey. Se sitúa la casa de Nazaret, una típica construcción charra del siglo XVII. A sus lados, los grupos del Misterio, los Reyes, pastores y los ángeles músicos. Todas las figuras son articuladas, guardan sus trajes originales que fueron realizados en raso con bordados de hilos de plata y oro.

Además del Belén, se pueden contemplar , tres de los tapices de la serie “Los hechos de los Apóstoles”, utilizados para determinadas ceremonias litúrgicas. Fueron tejidos en el siglo XVII, en la manufactura bruselesa de Jan Raes y Jacob Geubles II, según cartones de Rafael, y posiblemente, encargados por los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia. Debido a la desamortización, fueron devueltos al Palacio Real y no volvieron nunca al Monasterio.

Hasta el 15 de enero. Acceso gratuito

Te puede interesar

Un comentario

  1.   CASAS MODERNAS dijo

    Hermoso madrid!!

Escribe un comentario