Alhambra Reserva 1925, calidad con carácter artesanal y sabor con tradición

Continuando con el arte por descurbir, la campaña de Alhambra Reserva 1925, nos acercamos a un taller con más de 100 años de tradición. Guitarras Ramírez es, algo que más que un taller artesano, es una escuela de arte.

El taller en si guarda algo mágico, que se respira en el momento que se encuentra uno en el lugar, y más aún en estos días que nos ha tocado vivir donde la tecnología e industria es parte del paisaje urbano de nuestras calles y ciudades.

Alhambra Reserva 1925 nos enseña lo que se esconde detrás de un arte en el que la tradición y el alma se escuchan, el arte guitarrero. El pasado 7 de noviembre pudimos visitar el taller de Guitarras Ramírez. Allí Amalia Ramírez, maestra guitarrera, y sus sobrinos, Cristina y Enrique Ramírez, nos contaron los secretos que se esconden detrás de este tradicional oficio.

Galeria 03 03

La quinta generación Ramírez mostrando in situ la elaboración de una guitarra

El fundador de Guitarras Ramírez fue José Ramírez de Galarreta y Planet, el cual enseñó el oficio a su hermano menor Manuel Ramírez, que fue un guitarrero muy conocido en la época, así como a su hijo, José Ramírez II.

Éste último de la mano de Manuel Ramírez, fueron los que le dieron la fama a Guitarras Ramírez mundialmente, y que luego traspasaron su conocimiento hasta llegar a la quinta generación que la constituyen Cristina y Enrique Ramírez.

Taller

El taller de Guitarras Ramírez

Amalia Ramírez nos contó el porqué de este oficio, “que nos gusta y que estamos en este oficio, que es como una isla en un mundo mecanizado y sobrevivir a él es uno de nuestros logros“.

A través del hashtag #artexdescubrir, como con Alhambra Reserva 1925, la tradición, el sabor y el carácter, que se respiran en cada proceso de elaboración y que se saborean en el resultado final.

En torno a las mesas de trabajo, nos pudimos encontrar con mucha madera, algunas anécdotas, risas y grandes nombres de guitarristas que se asomaron a este mítico espacio en el que, por unas horas, sentimos la tradición, escuchamos alguna guitarra Ramírez y saboreamos Alhambra Reserva 1925.

Alhambra

Alhambra Reserva 1925 nos acompañó en esa tarde mágica

Una experiencia servida en 33 cl. que se saborea con toda una tradición de guitarreros de fondo en una tarde entrañable la que pudimos pasar en el taller de Amalia y sus dos sobrinos, que nos mostraron incluso la réplica exacta de la guitarra que compró exclusivamente George Harrison de los Beatles.

Además, si queréis vivir en primera persona el verdadero significado del arte por descubrir de Alhambra Reserva 1925 y tener la oportunidad de asistir a alguna de las próximas fiestas clandestinas puedes hacerlo a través de su web.

Más información – Tarde entrañable en el taller de Amalia Ramírez acompañados por la cerveza Alhambra

Te puede interesar

Escribe un comentario